La X BIAU premia la arquitectura “plena de emoción” de Eduardo Souto de Moura

La X BIAU premia la arquitectura “plena de emoción” de Eduardo Souto de Moura

El jurado de la X Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU) ha premiado al arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura, así como otras 26 obras, 6 libros, dos publicaciones periódicas y una colección de vídeos en la que ha sido una de las más concurridas ediciones de este certamen internacional. A la presente edición, la décima, comisariada por los arquitectos españoles Ángela García de Paredes e Ignacio G. Pedrosa junto con Álvaro Puntoni, comisario adjunto en Sao Paulo, se han presentado un total de 1.111 obras con la intención de mostrar la huella que las personas han dejado en las ciudades y el territorio como consecuencia de migraciones y otros movimientos. De ahí que el lema de esta edición sea “Desplazamientos/Deslocamientos”.

El jurado internacional, reunido en Madrid los días 1 y 2 de abril, premia a Souto de Moura de entre otras 21 candidaturas presentadas con el fin de reconocer una obra “plena de emoción” y “la importante aportación de su magisterio en universidades de diversos países”. Se ha valorado también de la candidatura, presentada por la Facultade de Arquitetura de la Universidade de Lisboa, las “enriquecedoras relaciones entre distintas escalas, lugares y momentos” que su obra ha desarrollado, y la capacidad de experimentar con nuevos materiales y estructuras.

SEMBLANZA DE SOUTO DE MOURA
Eduardo Souto de Moura, galardonado en esta X BIAU con el Premio Iberoamericano, nació en Oporto, Portugal, el 25 de julio de 1952. Colaborador desde muy joven de importantes estudios como el de Álvaro Siza o Fernandes de Sá, ya en los ochenta del siglo pasado inició su tarea docente como profesor visitante en las universidades de Oporto, Paris-Belleville, Harvard y Dublín. Asimismo ha sido profesor en la ETH de Zúrich, Mendrísio y Lausana (en Suiza) y Milán (en Italia).

Ha recibido más de 80 premios, condecoraciones y distinciones, el primero de ellos en 1980, el Premio Fundação António de Almeida. Entre otros, recibió el premio Pritzker en 2011, y es doctor Honoris Causa en la Universidad de Chiclayo (Perú) y colegiado de honor de la Junta de Gobierno del Colegio de Arquitectos de Cádiz (España).

Quienes conocen su obra a fondo destacan el compromiso ético de su obra y su apuesta permanente por la innovación y la experimentación tanto tecnológica como conceptual. Tras más de 40 años de ejercicio de la profesión de arquitecto, Souto de Moura sigue reivindicando el valor de la creatividad para solucionar nuevos problemas y manejar los contratiempos y adversidades a los que se enfrenta continuamente el ser humano, sin perder nunca el contacto con la realidad más próxima, lo local y la identidad de los lugares donde ha de arraigar su trabajo.



Pin It on Pinterest

Share This